Con la tecnología de Blogger.

El mundo del fútbol se tiñe, otra vez, de negro

Una vez más (y ya son muchas) los focos no estuvieron sobre lo que sucedía sobre el verde de San Mamés y es que la atención estaba en el Hospital de Basurto, donde Inocencio Arias, ertzainza natural de Ermua, luchaba por su vida tras sufrir una parada cardirespiratoria durante los incidentes previos al Athletic y Spartak de Moscú. 

Son muchos los grupos ultra que encuentran en el mundo del fútbol una absurda excusa para ofrecer su versión más barbarie, sádica y salvaje, aunque todo ello no parece suficiente para que se  tomen cartas al asunto y erradicar esta problemática de raíz. Estamos a pocos meses de la disputa del Mundial y, ciertamente, la seguridad está en entredicho y es que Rusia es uno de los países más peligrosos cuando hablamos de colectivos ultras. 

Hoy no importa el partido, ni tan siquiera la clasificación del Athletic para la siguiente fase de la Europa League, lo que ocupa y preocupa es que un hombre (que cumplía con su trabajo) no llegará a casa. Reflexionemos.

0 comentarios:

Publicar un comentario