google-site-verification: google2788648aaaafdaac.html
Con la tecnología de Blogger.

¿Cómo actuar tras un día de mierda?


Lo que veis aquí arriba son mis "números" de este domingo 22 de mayo. Realmente horribles. Esta situación desagradable es inevitable para todo jugador regular o tipster, de hecho es incluso necesario enfrentarnos a ello para aprender y mejorar. No olvidemos que estamos ante un sector donde el trabajo (a corto plazo) no siempre es recompensado y es que ninguna apuesta es segura y debemos ser conscientes que son muchos los factores que se están fuera de nuestro control en un partido o evento, por lo que el objetivo es trabajar para que, a la larga, tengamos un mayor porcentaje de aciertos en comparación con los fracasos (dependiendo de la relación que exista entre la cuota y el stake).

Retomando al tema del artículo es importante llevar a cabo una serie de conductas y actitudes después de una mala jornada. Son las siguientes:

  • No apostar: Cuando perdemos dinero aparecen síntomas como rabia, tristeza, impotencia y necesidad de recuperar el dinero. A todos nos jode perder el dinero y creemos que podemos recuperar lo perdido rápidamente o, incluso, que nos lo merecemos por la mala suerte que hemos tenido. En primer lugar, SOLO debemos apostar en aquellos partidos/ ligas/ países/ deportes que dominemos así como también debemos hacerlo con la cabeza clara sin dejarnos llevar por las emociones. Es evidente que NO es el momento de apostar.  Es clave que en este momento tengamos en cuenta que estamos ante una maratón y el día o la racha mala tan solo es un pequeño bache en el largo camino. Tendremos tiempo para recuperar, siempre y cuando trabajemos cada uno de nuestros picks. En mi caso, que además de ser apostador soy tipster, debo ser especialmente cauteloso en estos momentos para evitar hacer perder dinero a la gente que confía en mis pronósticos. Y os aseguro que los síntomas anteriormente mencionados cuando se pierde se multiplican en caso de que seas tipster. Es duro perder dinero, pero probablemente sea mucho más duro y cruel saber que personas, de cualquier rincón del mundo, han perdido dinero siguiendo tus apuestas. Si, "sabíamos a lo que veníamos", pero el mal cuerpo no te lo quita nadie. 
  • ¿Por qué hemos fallado?: Después de un mal día hay que hacer autocrítica.  Debemos mirar, con detalle, las apuestas realizadas y como se han desarrollado. Tomar nota, ampliar la información que teníamos de esos equipos con el objetivo de que en el futuro esa información nos sera de ayuda para siguientes pronósticos. Evidentemente cuando se falla todo o muchas apuestas es muy probable que hayamos tenido mala suerte... y son precisamente estas apuestas los que nos dan dejan con peor cuerpo, ¿verdad? Sin embargo si fallamos por falta de suerte debemos estar satisfechos por hacer un planteamiento correcto de la apuesta y es que eso es lo que nos hará ganar dinero a medio/largo plazo. La suerte y el azar son componentes del juego que estarán siempre presentes, especialmente a corto plazo, pero con el paso del tiempo nuestros conocimientos y una correcta gestión de la banca tendrán más peso en comparación con la suerte/azar. También hay que evitar frases como "esto estaba amañado" que no harán más que hacerte sentirte peor... Y es que si tenías dudas de que ese partido sería raro simplemente era suficiente con no apostar. Y si, por lo que fuera, ves cosas raras en el partido (de forma objetiva) toma nota y no apuestes más a ese equipo/s. No hay que buscar excusas cuando se falla. 
  • Tomar conciencia de donde estamos: Un día malo o una racha negativa nos puede servir para ser conscientes de que en las apuestas deportivas se puede perder dinero. De hecho y estadísticas en mano un amplio porcentaje de jugadores pierde dinero. Son muchos los que entran aquí pensando que esto es llegar y besar el santo, que es fácil y rápido ganar dinero, sin embargo la realidad es muy distinta. Perder dinero apostando es muy fácil, sin embargo para ganar dinero con las apuestas hay que trabajar mucho y bien
  • Evita las apuestas en directo: Ya he comentado anteriormente la importancia de no apostar en "caliente", sobretodo en "LIVE". Nos creemos que las casas de apuestas nos proponen el LIVE para dar un mejor servicio, pero lejos de la realidad y es que estamos ante la principal fuente de ingresos de las bookies, que se aprovechan de la mala gestión de las emociones de los jugadores para sacarles el dinero. A día de hoy tenemos apuestas en directo durante las 24 horas del día, apuestas que no tienen margen para el estudio y preparación, siendo de esta forma una sensual manera de perder el dinero de forma rápida. Y no... Lo de comparar los tiros a puerta, el número de ataques peligrosos de un equipo o el valor de la cuota NO es preparar una apuesta.
  • Desconecta: ¡Olvídate de las apuestas! Cierra sesión en tu casa de apuestas y distráete con aquello que te entretenga y te haga sentir bien. Es normal que te sientas mal, pero después de haber hecho autocrítica y evitar la tentación de seguir apostando toca relajarte y mejorar el estado de ánimo. Estamos ante un sector donde son habituales las subidas y bajadas, como si fuera una noria, por lo que es importante no dejarnos llevar por los buenos o malos días. Además de controlar nuestra banca debemos tener un control absoluto de nuestras emociones, ya sea evitando la excesiva euforia después de un día redondo como la tristeza e impotencia después de un día de mierda. Estas emociones, sean excesivamente positivas o negativas, afectarán nuestra forma de juego. A la hora de apostar debemos ser fríos. De piedra. 
En definitiva, después de un mal día debemos hacer autocrítica, tener paciencia para esperar el momento de apostar, ser muy disciplinado y tener autocontrol. Hemos perdido una batalla, pero no podemos permitirnos seguir perdiendo batallas por querer atacar al enemigo con menos tropas y, además, debilitadas. 

1 comentarios: