google-site-verification: google2788648aaaafdaac.html
Con la tecnología de Blogger.

¿Por qué perdemos dinero con las apuestas deportivas?

Se estima que el 90 % de los que apuestan pierden dinero. Tomando como referencia esta estadística queda claro que lo normal es palmar dinero en este sector, aunque muchas de estas veces esta situación responde a una serie de errores comunes que a continuación voy a nombrar con el objetivo de minimizar las posibilidades de pérdida. A pesar de ello, hay que ser consciente de que estamos ante un sector donde no es fácil ganar dinero ni se gana de forma rápida.

-> Falta de autocontrol: La imprecisión y la ansiedad es la principal causa por la cual perdemos dinero. Hay que apostar con tranquilidad y manejando información del evento para estar por delante de las casas de apuestas o, como mínimo, para no darles ventaja. Por otra parte hay que hacer referencia a un aspecto muy importante: NO SABEMOS PERDER. Encajamos mal una apuesta fallada, especialmente si esta llega de forma inesperada. Perder nos descontrola y nos hace apostar en eventos que desconocemos = APUESTA PERDEDORA. La casa de apuestas nos pagan menos SIEMPRE ya que se llevan comisión. Sin información ESTAMOS TIRANDO EL DINERO. Estamos confiando en el azar negativo. Hay que aprender a tener paciencia, hay que aprender a encajar una derrota como parte del juego, hay que aprender a sacar conclusiones positivos y mejorar tras un fallo. Hay que aprender que, en ocasiones, las apuestas acertadas son perdedoras y las apuestas falladas son ganadoras.

-> Falta de información: Queremos dinero rápido, pero no queremos conocer los conceptos básicos del juego. Desconocemos las posibilidades que nos ofrece el Handicap asiático o las condiciones de las promociones de bienvenida que nos proponen las casas de apuestas. ¿Cómo queremos ganar en un sector que desconocemos? Estudia conceptos, estrategias, mercados y posibilidades. 

-> Control de la banca: Respetar la banca es el principio fundamental del juego. Si no tienes un control exhaustivo de tu banca estás condenado a perder dinero. Respetar la banca implica hacer apuestas entre el 1 y 10 % de tu banca. Controlar nuestra banca no solamente nos impide entrar en bancarrota sino que además hace posible que el azar tenga menor incidencia en los resultados mientras que el trabajo bien hecho y nuestros conocimientos tendrán una mayor repercusión en el resultado final.

-> Valor de la apuesta: Apostamos a lo que creemos más factible sin tener en cuenta el valor de la apuesta. En algunos casos la apuesta ganadora es la menos probable. Recordad que esto es una carrera de fondo y no hay que buscar el acierto inmediato sino a largo plazo. Apostar al equipo favorito a una cuota más baja que la probabilidad es APUESTA PERDEDORA. Por ejemplo, que paguen 1,02 por el Barça es una apuesta perdedora, aunque ahora el conjunto de Luis Enrique lo ganen todo.


-> Rebatir a los tipsters: Seguís a los tipsters por decreto. Y no. Los que nos dedicamos a hacer pronósticos no siempre tenemos el día. Se nos pueden escapar detalles o no disponemos de información suficiente en un evento. Por ello es recomendable que valoremos las apuestas que nos proponen, máxime cuando a día de hoy tenemos esta información gratuita a nuestro alcance. 

-> Importancia del resultado: Damos demasiada importancia al resultado de una apuesta y eso nos tiene que dar igual. El buen trabajo da sus frutos, pero no hoy, ni mañana. Hay que ser paciente y hay que sentirse satisfechos después de la apuesta realizada. ¿El resultado? Creédme que es lo de menos. Tened en cuenta que jugamos de una forma que tenemos mucho margen para fallar apuestas así como la gran mayoría de apuestas implican un riesgo de azar importante. El objetivo no es acertar un partido, es otro.  Un ejemplo sencillo; Vamos a imaginar que únicamente jugamos apuestas de cuota 2: Si la apostamos a "ciegas", es decir, sin conocer nada del evento tenemos un 40/45 % de acertar debido a que la casa quita posibilidades por su comisión. ¿Podemos acertar? Por supuesto. Una, dos y cinco seguidas. Es azar y tenemos bastantes posibilidades. Pero eso no nos convierte en buenos apostadores. En cambio si respetamos la banca, respetamos el stake y aplicamos un estudio personalizado del partido estimo que tendríamos entre el 55 y 60 % de ganar a esa cuota. ¿Ganaremos seguro? NO. De hecho podemos fallar 2,3,4 o 8 apuestas seguidas, pero a la larga el Jugador 2 tendrá más beneficios que el Jugador 1.

-> Falta de estadísticas: Tener un control de nuestras apuestas nos permite tener información de nuestros aciertos, nuestros errores, nuestros mercados más rentables, etc. Es básico contar con esta herramienta y analizarla para aprender y mejorar. 

En definitiva, estamos ante una serie de factores que nos serán de gran ayuda para mejorar nuestros número. ¡Úsalos!

0 comentarios:

Publicar un comentario