Con la tecnología de Blogger.

Apuestas deportivas y declaración

¿Debemos declarar las ganancias que obtengamos a través de las apuestas deportivas? Esta es una de las preguntas más demandadas entre aquellas personas que juegan. Por ello, a través de este artículo, compartiré la información que manejo acerca de esta temática con el objetivo de resolver vuestras dudas. Como algunos ya sabéis, desde junio de 2012 las casas de apuestas están obligadas a declarar a Hacienda sus ingresos y ello implica que los jugadores también tienen la obligación de "pasar por caja". 

¿Qué es lo que tenemos que declarar? Para conocer la cantidad que tenemos que declarar tenemos que realizar la siguiente fórmula:

Saldo a final de año - Saldo a principio de año + retiradas anuales - ingresos anuales 

Seguramente no tengamos los datos exactos de estas cifras, especialmente si somos titulares en cuentas de diferentes casas de apuestas. Pero la teoría es esa y deberíamos aplicarla. ¿Quién está obligado a declarar? Sin duda es la pregunta clave y la realidad es que son pocos los que deben "dar cuentas" a Hacienda puesto que debemos cumplir una serie de requisitos:
Tendremos que declarar si superamos los 1.000 euros (anuales) de ganancias patrimoniales sin retención (Apuestas, póker, etc) 
Si sois menores de 25 años es muy posible que vuestros padres os incluyan en su declaración dado que los hijos desgravan y, en este caso, será responsabilidad de ellos declarar este dinero.  Si nos decidimos a declarar las apuestas deportivas debemos saber que estas ganancias se sumarán en la base imponible de cada persona y seguidamente se procede a realizar las deducciones correspondientes, como por ejemplo,  por vivienda. Para acabar, hay que considerar que finalmente se resta el mínimo vital a la base imponible y si tenemos en cuenta que este mínimo supera los 5.000 € nos queda claro que si nuestras ganancias son menores a esta cantidad no tendremos que pagar nada (aún así estamos obligados a hacer la declaración).

Esta es la teoría. A partir de ahí... que cada uno haga lo que crea conveniente. Es muy posible que si tus ganancias anuales no sean muy elevadas (menos de 3.000 €) no te pase nada pero nunca se sabe y más ahora como están las cosas.

0 comentarios:

Publicar un comentario