Con la tecnología de Blogger.

A la caza de pardillos

Es evidente que las casas de apuestas buscan fidelizar a novatos/pardillos puesto que son su principal fuente de ingresos. No conocer las "reglas del juego" nos hace tener más posibilidades de perder dinero. 

A través de este artículo voy a hacer una reflexión que os puede ser de mucha ayuda en vuestras apuestas, sobretodo en aquellos que empezáis en este mundillo. Ya sabéis que la gran mayoría de bonos de promoción implican que tengamos que apostar cierta cantidad de dinero a una cuota concreta (normalmente será 1,50 o superior). Las casas de apuestas o "bookies" son conscientes de la impaciencia de los jugadores principiantes y gracias a ello les sale rentable duplicar el saldo del primer ingreso y es que la realidad es que un amplio porcentaje de los que se registran acaban perdiendo todo su saldo por no saber gestionar la banca. 

Cuando tenemos que "limpiar" bono es muy común apostar en eventos que tenemos nula información. Simplemente vemos un pronóstico de 1,60 -1,70 (que supera el límite de la cuota) y nos lanzamos cual mono en celo en busca de su presa. ¿Verdad que si? Reconoce que has apostado en partidos que no conocías ni el nombre de los equipos o jugadores. Mi objetivo es demostrarte que se trata de una apuesta perdedora a largo plazo, por lo que esta práctica no es recomendable.

¿Por qué? Vamos a tomar como referencia un partido de la NBA. Los Angeles  Clippers VS Atlanta Hawks. Tú, de basket, como yo de petanca rusa. Sabes, así de oídas, que Los Angeles tuvo su época dorada hace un tiempo pero ahora no sabes ni quien juega ni nada. Miras las cuotas.... 2,45 por Los Angeles y 1,57 por Atlanta. Ahí tu ya das por favorito a los visitantes mientras te frotas las manos pensando que se trata de una apuesta segura. Si encima gana Atlanta es probable que te sientas todo un especialista de la NBA y ya como empalmes un par de verdes tienes pelotas a vender pronósticos como tipster premium extra. Pero estás apostando a ciegas, sin ningún tipo de información y la casa de apuestas va a ganar dinero contigo y es que en el mejor caso ganarás varias apuestas seguidas hasta que te creas el rey del mambo y subas el Stake.... y placa! Rojazo y a cero.

Cuando vemos una cuota de 1,57 en un partido de baloncesto es EVIDENTE que es el favorito a ganar pero esta cuota no se corresponde a la realidad por el simple hecho de que las casas de apuestas se quedan una comisión, de forma que la cuota no corresponde al porcentaje real. De hecho, podemos calcular el beneficio que se lleva la casa de apuestas en cualquier evento y para ello hay sumar la inversa de cada cuota. Es decir ---> (1/2,45) + (1/1,57) = 0,40 + 0,63 = 1,03 mientras que el porcentaje de pagos es igual a (1/beneficio) x100 donde en este caso la fórmula sería (1/1,03) x100 siendo el 97% la cantidad que nos pagarán. Aquí hay que hablar de un porcentaje muy alto, puesto que lo normal es que se queden entre el 9 y el 15 %.

Todo esto para deciros que estamos por detrás de la casa de apuestas, por lo que jugársela sin tener información es tirar un dado al aire con la particularidad de que si tenemos el 50 % de ganar.... lo que ganaremos será algo inferior al 50%. Imaginad que tiramos un dado: Si toca 1,2 o 3 ganamos 95 céntimos y si sale 4,5 o 6 perdemos 1 €. Ese sería el resumen. Tener información de un evento nos permite que el 1,2,3 nos de 1 € o más.

0 comentarios:

Publicar un comentario